Blefaroplastia

BLEFAROPLASTIA

Es un procedimiento cuyo propósito es rejuvenecer  la región periorbitaria, reposicionando ó retirando las bolsas grasas de los párpados superiores e inferiores, que producen la sensación visual del ojo abotagado. A su vez, se puede retirar el exceso de piel del párpado superior, para dar mejor posición y definición al pliegue de “belleza”, devolviendo  a la mirada un aspecto  juvenil. En los párpados inferiores, elimina las ojeras y muchas de las arrugas finas y las líneas de expresión, que aparecen como producto del envejecimiento facial.

Esta cirugía se realiza a través de pequeñas incisiones que en el caso del párpado superior quedan incluidas dentro del pliegue de belleza. El párpado inferior se puede operar a través de la conjuntiva (o parte interna del ojo), o mediante una incisión inmediatamente por debajo de las pestañas,  que  al cabo de unas semanas,  se vuelve absolutamente imperceptible.

Anestesia. Esta cirugía por lo general se realiza bajo anestesia local y en forma ambulatoria, a menos que se asocie a otras cirugías de rejuvenecimiento facial, en cuyo caso,  puede preferirse la anestesia general. El tiempo quirúrgico varía de 1 a 2 horas.

Postoperatorio. En el postoperatorio el paciente suele presentar inflamación y morados alrededor de los ojos, los cuales pueden disimularse fácilmente con el uso de unos lentes oscuros. Estos morados suelen durar de 7 a 10 días. El dolor generalmente es leve y soportable, cediendo fácilmente al uso de analgésicos comunes.

Recuperación. Los pacientes recobran sus actividades normales en un lapso de 3 a 5 días.
Las complicaciones de ésta cirugía no son muy comunes, y cuando se presentan incluyen infección y formación de hematomas, que responden positivamente al manejo médico.