Mamoplastia de aumento

MAMOPLASTIA DE AUMENTO

Es una cirugía que sirve para aumentar el tamaño de los senos mediante la inserción de implantes o prótesis, las cuales pueden ser de silicona, solución salina o poliuretano.  Las más utilizadas siguen siendo las de silicona. Las prótesis son insertadas a través de pequeñas incisiones que pueden estar localizadas en la areola, en el surco inframamario o en la axila. El abordaje más utilizado sigue siendo el de la areola, teniendo la ventaja  de que las cicatrices quedan imperceptibles, sin alterar la sensibilidad del pezón.

La ubicación de los implantes depende de cada caso en particular y por ello se escoge de acuerdo a cada paciente. Esta ubicación puede ser subglandular, es decir por detrás de la glándula mamaria, ó submuscular por detrás del músculo pectoral. Lo más recomendable es definir la técnica, con la asesoría del Cirujano Plástico, quien determinará cual es la mejor ubicación, de acuerdo a cada caso.

Anestesia. Este procedimiento se realiza en forma ambulatoria y bajo anestesia general, aunque también puede hacerse con anestesia local, bajo sedación. El tiempo quirúrgico es de 1 a 2 horas.

Postoperatorio. En el postoperatorio las pacientes pueden presentar dolor que aumenta al levantar los brazos, leve inflamación y morados. Puede existir disminución transitoria de la sensibilidad del pezón, la cual se recobra en su totalidad pasados unas semanas.
Los riesgos de los implantes son mínimos y por lo general se discuten siempre durante la consulta médica.

Recuperación. Las pacientes retoman sus actividades normales entre cinco y siete días. La práctica de deportes de contacto puede demorarse hasta por tres semanas.