Mentoplastia

MENTOPLASTIA

Consiste en aumentar o disminuir el tamaño o la proyección del mentón, mejorando el equilibrio y balance de la cara. Se puede realizar  en forma aislada, o en conjunto con la rinoplastia,  para dar armonía y balance al  perfil.

Esta cirugía se realiza a través de una pequeña incisión por dentro de la boca, localizada entre la encía y el labio inferior, lo que permite cortar y avanzar o retroceder el hueso, según la necesidad de cada paciente. Para aumentar el tamaño del mentón, también se puede recurrir al uso de diferentes tipos de implantes, que se colocan a través del mismo tipo de incisión, dándole una proyección mayor al mentón.

 

Anestesia. Este procedimiento se realiza en forma ambulatoria y bajo anestesia local o general, según la preferencia del paciente. El tiempo quirúrgico varía entre 1 y 2 horas.

Postoperatorio. En el postoperatorio el paciente puede presentar dolor leve que cede a la ingesta de analgésicos comunes, inflamación y morados que se resuelven en un lapso no mayor a 8 días. Se recomienda una dieta líquida, y enjuagues bucales durante los primeros 5 días.

Recuperación. La recuperación es rápida y permite el inicio de las actividades normales alrededor del quinto día.