Ritidoplastia

RITIDOPLASTIA

Se conoce también con los nombres de  estiramiento facial,  “lifting” facial, cirugía de arrugas o ritidoplastia. Este procedimiento se realiza para corregir el exceso de flacidez de la piel, eliminar las arrugas de la cara y el cuello, a la vez que mejora y rejuvenece la apariencia facial mediante el estiramiento de la piel, la reposición de los músculos y la reinyección de grasa, en las zonas faciales que lo requieran.

Existen diferentes técnicas para realizar éste tipo de procedimiento. Las cicatrices derivadas de esta cirugía quedan completamente ocultas quedando incluidas dentro del cuero cabelludo, entre el conducto auditivo y por detrás de las orejas, variando de un paciente a otro.  En el caso de pacientes jóvenes, generalmente se usa una técnica endoscópica.  , que tiene la ventaja de dejar cicatrices reducidas.

Anestesia. Este procedimiento se realiza con anestesia local o general, aunque se prefiere ésta última, ya que el tiempo quirúrgico suele ser prolongado, y varia entre 3 y 6 horas. Generalmente es un procedimiento ambulatorio, aunque se puede requerir un día de hospitalización.

Postoperatorio. En el postoperatorio el paciente puede presentar inflamación, morados, adormecimiento y resequedad de la piel, los cuales pueden durar entre 8 y 12 días. Se recomienda el manejo con compresas frías y calientes, y debe evitarse la exposición al sol por 3 a 4  meses.

Recuperación. El regreso a las actividades normales puede tardar entre 1 y 2  semanas.