Tips para una recuperación perfecta de una mamoplastia.

Tips para una recuperación perfecta de una mamoplastia.

¿Estás pensando en realizarte una mamoplastia y tienes dudas sobre la recuperación después del procedimiento?

Es bueno que sepas que muchas mujeres regresan al trabajo y a sus actividades rutinarias después de 3 a 5 días después de realizarse una mamoplastia de aumento o reducción. Sin embargo, una recuperación fácil dependerá de varios factores, incluyendo cómo te prepares para esos primeros días post-cirugía.

Ten en cuenta estos 4 consejos para una perfecta recuperación después de realizarte la mamoplastia.

1. Busca a alguien que te cuide y te ayude con las tareas diarias.

Si bien la recuperación después de una mamoplastia no es muy difícil, ésta sigue siendo una cirugía mayor. Por lo tanto, durante los primeros días, estarás adolorida y cansada. Durante seis semanas, no realices ningún trabajo pesado, y esto incluye cargar a bebés con un peso menor a 10 kilos. Además, no conduzcas hasta que hayas acabado todos los medicamentos para el dolor. Es recomendable que programes asistencia con las tareas domésticas y con tus hijos durante las primeras 24 a 72 horas.

2. Maneja adecuadamente el dolor.

Es común experimentar molestias leves a moderadas inmediatamente después de realizarse una mamoplastia. Algunas mujeres sentirán presión y opresión en el pecho. Tu médico te recetará analgésicos por unos días para ayudarte a sobrellevar estas molestias durante los primeros días de recuperación. Sin embargo, muchas mujeres descubren que después del primer día -posterior a la operación- no necesitan nada más que analgésicos de venta libre. Consigue los medicamentos recetados por tu médico antes del día de tu mamoplastia, de modo que si llegas a casa y necesitas medicamentos contra las náuseas o el dolor, los tengas al alcance de la mano.


3. Descansa y duerme mucho.

Descansar lo suficiente durante la recuperación suena como una obviedad, pero para algunas personas es más fácil decirlo que hacerlo. Asegúrate de tener una habitación tranquila y una cama cómoda para descansar, durante los primeros días. Ten suficientes almohadas para que pueda apoyarte en un ángulo cómodo. Algunas películas, libros y revistas te ayudarán a pasar el tiempo. Podrás caminar inmediatamente después de la cirugía, recuperando lentamente tu fuerza. Solo recuerda escuchar a tu cuerpo, dormir lo suficiente y relajarte mientras sanas.

4. Ten en casa agua y comida ligera y saludable.

Antes de la operación ten en tu cocina alimentos fáciles de preparar y abundante agua.Durante el primer día -posterior a la operación- es posible que tengas náuseas por la anestesia o que no tengas mucho apetito, por lo que los alimentos suaves y livianos son los mejores.

Asegúrate de tener a mano una variedad saludable de alimentos, para que tu cuerpo tenga energía y fuerza para sanar durante las próximas semanas. Es fácil deshidratarse durante este período, así que bebe agua, agua y más agua.

Ojalá estos consejos te sirvan para tomar la decisión de realizarte la mamoplastia que deseas. Y, así, puedas disfrutar de la figura bella y esbelta con la que siempre soñaste.

Give a Reply

%d bloggers like this: